Aceiteras Rellenables 21 enero, 2017

Recientemente ha sido publicada una noticia en la que la Federación Española de Hostelería ha denunciado que el gobierno aprobase la prohibición de aceiteras rellenables. ¿Por qué tanto revuelo? Pues lo cierto es que aunque no parezca importante que las aceiteras sean rellenables o no, para el restaurante sí es un gran cambio que repercutirá directamente en su negocio y en el cliente.

Comencemos por el principio, por si no lo sabías, se pretende jubilar a las aceiteras tradicionales por envases etiquetados y provistos de un cierre que pierda su integridad en el momento del primer uso y a la vez que impida su rellenado tras sus usos. La razón principal que se ha ofrecido es la seguridad del consumidor, para que siempre sepa lo que toma y el estado en el que está.

La intención es fantástica, qué mejor que abrir siempre una aceitera, ser el primero y el último en utilizar un producto que te garantice que lo que lleva ciertamente es lo que tu crees, gracias a las indicaciones de la etiqueta y su mecanismo de cierre y no rellenado

. Pero, lo cierto es que la intención no lo es todo y la FEHR acusa al gobierno de no tener en cuenta el impacto que causará un aumento de entre cinco y siete veces más del precio actual del producto. También se habla también del gran impacto medioambiental que esto causará, ya que se estima que el volumen de envases, plásticos y vidrios aumentará de forma desmedida. A esto hay que sumar que en los nuevos envases de 20 centilitros normalmente no se consumirán del todo en un solo uso, por lo que el resto del producto sería directamente convertido en residuo y derroche alimentario, un grave problema del que ya hablamos en el artículo “Más alimentos, menos desperdicios”. Por último, se apela al hecho de que se pierde la posibilidad de personalización del restaurante, ya que no podrán utilizar dispensadores propios acordes al estilo de cada establecimiento.

En el momento en el que España se encuentra, para los restaurantes sería un duro golpe tener que encarecer sus servicios a causa de las aceiteras, y los restaurantes demandan un estudio de nuevas necesidades logísticas, para ver de qué forma podrían ofrecer los aceites y aliños al cliente de forma segura y a la vez económica.
¿Se te ocurre alguna solución? Si es así no dudes en comentárnosla a través de nuestras redes sociales, estaremos encantados de hacer eco de ellas para beneficio de restaurantes y consumidores.

Categories: Alimentos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *